Somos parte de la transformación
Únete a nosotros y trabajemos para que las personas privadas de la libertad, los pospenados, sus familias y las víctimas de la violencia en Antioquia tengan UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Con tu apoyo podemos seguir ofreciendo programas de restauración, formación, resocialización y reintegración social para la construcción de un mejor futuro.

Somos parte de la transformación
Únete a nosotros y trabajemos para que las personas privadas de la libertad, los pospenados, sus familias y las víctimas de la violencia en Antioquia tengan UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Con tu apoyo podemos seguir ofreciendo programas de restauración, formación, resocialización y reintegración social para la construcción de un mejor futuro.

Nuestro trabajo

Programas dentro
de prisión

Programas con familias y
comunidad

Años brindando oportunidades
+ 0
Beneficiarios
+ 0
voluntarios
+ 0
Cárceles
atendidas
0

NUESTROS BENEFICIARIOS

Nuestro eje central es la justicia restaurativa para ofrecer un bienestar integral a la población privada de la libertad, pospenados y sus familias.

La comunidad carcelaria está compuesta por hombres y mujeres de diferentes edades y orígenes, que se encuentran privados de su libertad como consecuencia de situaciones diversas. Las familias de la comunidad carcelaria también se ven afectadas por las circunstancias de sus seres queridos y en muchos casos, enfrentan dificultades económicas y emocionales, y luchan por mantener sus hogares en funcionamiento. Al fomentar la reconciliación, la reparación y la reintegración, trabajamos por la construcción de una sociedad más justa y pacífica para todos.

QUIÉNES SOMOS

30 años trabajando por la restauración, reconciliación y reintegración social de la población carcelaria.

La Asociación Confraternidad Carcelaria de Antioquia es una entidad que por 30 años ha trabajado por el bienestar integral de las personas privadas de la libertad, los pospenados, sus familias y las víctimas de la violencia en el departamento de Antioquia a través de diferentes programas dentro y fuera de las prisiones.

¿Cómo apoyar?

Voluntariado

Donación

Grupo de
oración

Conoce nuestro portal de transparencia

Noticias

enero 2024

Lorem ipsum dolor sit amet3

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Proin enim massa, cursus semper tristique non, ultrices nec arcu. Praesent est

enero 2024

Lorem ipsum dolor sit amet

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Proin enim massa, cursus semper tristique non, ultrices nec arcu. Praesent est

enero 2024

Lorem ipsum dolor sit amet

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Proin enim massa, cursus semper tristique non, ultrices nec arcu. Praesent est

Conoce los testimonios de nuestros beneficiados, voluntarios y donantes

Tengo 29 años y nací y crecí en un hogar católico. Puedo decir que en mi juventud distinguí a Jesús mas no lo conocí, lo que me llevó a alejarme de Él. Fui capturado en el 2022 me cuestioné en ese momento de la existencia de Dios y de si de verdad era justo con todo lo que nos pasa. No entendía por que permitía tales cosas, me envolví mucho más en el vicio de la marihuana creyendo y queriendo evadir una realidad. Pero asumí que fue mi responsabilidad. Dentro de prisión conocí verdaderamente a Jesús y ahora experimento el gozo de su amor y gracia.

Alejandro

Persona privada de la libertad

El acompañamiento de la Confraternidad que ha sido muy importante y esencial para el cambio que ha estado haciendo el Señor en mi vida, porque vivía en la drogadicción con malas amistades, haciendo cosas que no debía hacer. Gracias a mi Señor Jesús que me rescató de ese abismo en el que estaba metido y gracias a la Confraternidad que nos han estado enseñando la Palabra de Dios para edificación de mi vida. Han sido cruciales para ir conociendo a mi Señor Jesucristo para poner en práctica para mi vida toda la Palabra que nos han estado enseñando.

Alberto

Persona privada de la libertad

La vida en prisión es muy difícil por diferentes cosas, pero también ha sido el mejor lugar para leer y conocer al Señor desde diferentes ángulos. Muchas pruebas me han querido tirar al piso, pero cuando voy y escucho su voz, entiendo que es necesario pasar por el valle para lograr la cima pues aquí la mayoría se queda en el valle, no se preocupan por subir y hasta eso me ha fortalecido para no ser de los cobardes y mirar que más adelante hay luz. Mi deseo hoy es que oren, rueguen y supliquen al Señor de la mies por el pueblo que está en las cárceles que aunque es dura, no es imposible pues ya hubo quien venció y salió victorioso por amor de Aquel que lo envió.

Luber

Persona privada de la libertad

Estoy muy agradecida con el programa somos jóvenes de la confraternidad carcelaria porque pudieron abrir el curso de manicure, porque nos han apoyado muchísimo en lo que no apasiona. Me gustaría darle las gracias tanto a la profe Xiomara que se ha esmerado esmerado en enseñarnos lo que más pueda, cómo también a la coordinadora Katherine que es la que ha gestionado todo esto. Y a todas las personas que hicieron todo esto posible y me complace decir que gracias a estas personas he podido emprender y me gustaría seguir emprendiendo cada día más y más adelante ser profesional y tener mi propio negocio. Créanme que siempre estaré muy agradecida con ustedes Dios las bendiga y les multiplique siempre.

Karen Botero

beneficiaria programa SOMOS JÓVENES

Mi experiencia como voluntario en la prisión de Rionegro la veo como una forma en que el Señor me brinda la oportunidad de alcanzar mi propósito de vida, cuando trabajas con personas privadas de la libertad se trabaja con personas que en su mayoría carecieron de oportunidades, personas con muchas necesidades, sin embargo no justifica los errores cometidos, y como siempre se les dice; en el momento, Ellos están pagando las consecuencias de una mala decisión, de una equivocación, pero se les recalca Igualmente, que Dios tiene planes para cada uno de ellos, está en cada uno aceptar o no el propósito que el señor tiene, es gratificante ver cuando las personas privadas de la libertad, toman muy en serio estos cursos, lo cual los llevan a aceptar cambios en su vida, se proponen metas, y aunque sus condenas puedan ser largas, no se hacen esclavos de las mismas, así de esta forma, se les brinda esperanza. Doy gracias a la ACCA por permitirme servir, por el apoyo que nos brindan a los voluntarios y sobre todo por la oportunidad que nos dan en prisiones de servir al Señor.

Nixon Garzón

Voluntario

Somos parte de

Aliados

Únete a nuestra misión de transformación y segundas oportunidades.

Haz tu donación hoy marca la diferencia en la vida de la población privada de la libertad, pospenados, sus familias y víctimas de la violencia.